Juan Pedro Franco pasó de enfrentar un enemigo a otro, en 2017, el mexicano obtuvo el récord Guinness como el hombre más gordo del mundo, y aunque bajó considerablemente su peligroso peso, tuvo que batallar contra el coronavirus (COVID-19).

Franco, de 36 años, llegó a pesar 595 kilos. Aunque ahora ronda los 208, los males que le trajo la obesidad -diabetes, hipertensión y enfermedad pulmonar obstructiva crónica- le jugaron en contra en la lucha contra el virus para el que dio positivo hace un mes.

México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo entre adultos, lo que ha sido un obstáculo en la lucha contra la COVID-19.

Uno de cada cuatro fallecidos (a la fecha unos 74.400) padecía sobrepeso, al igual que la quinta parte de los más de 700.000 contagiados.


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.