La Ciudad de México no pasará al semáforo naranja como se tenía previsto, informó la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum. Por lo anterior, deberá mantener las restricciones que implica el semáforo rojo. “La ciudad permanece la próxima semana en semáforo rojo en transición al anaranjado. Esto significa que las actividades que habíamos anunciado que abrirían la próxima semana no van a poder abrir, vamos a esperarnos para poder seguir disminuyendo contagios”, indicó en videoconferencia.


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.